fbpx
Conectate con nosotros

Buenos Aires

VUELOS CANCELADOS, INUNDACIONES Y CORTES DE LUZ

tormenta dramática

En toda la región del AMBA las consecuencias de la tormenta fueron severas

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el conurbano: tapadas por el agua. Fue tanto lo que llovió que la situación se tornó complicada. En Ezeiza y Aeroparque, más de 60 vuelos fueron cancelados debido a la imposibilidad de viajar por el clima. Las calles se anegaron totalmente, árboles cayeron peligrosamente, destrozos y daños. Estas fueron solo algunas de las consecuencias de la tormenta dramática.

En la zona sur del conurbano, se registraron cortes de luz significativos e inundaciones en algunas partes de Lomas de Zamora y Lanús. Fue a través de las redes sociales que los mismos ciudadanos manifestaron las consecuencias de la gran cantidad de lluvia.

Anuncio

Lee también: LADRONES DE CABALLOS A PRISIÓN POR OCHO AÑOS

tormenta dramática

Tormenta dramática: qué pasó con los vuelos

En Aeroparque fueron 35 los vuelos cancelados producto de la tormenta eléctrica. Por parte a raíz de las mismas causas, en Ezeiza fueron 25 los vuelos que se interrumpieron. Debieron suspenderse las actividades en rampa. En ese lapso no se registraron partidas y los aviones que lograron aterrizar, debieron permanecer en pista sin la asistencia del personal de tierra hasta tanto cesaran las condiciones meteorológicas.

Debido a la tormenta dramática, actualmente toda la región del AMBA se encuentra bajo alerta amarilla por lluvias intensas, algunas localmente fuertes, acompañadas por ráfagas, ocasional caída de granizo, fuerte actividad eléctrica y fundamentalmente abundante caída de agua en cortos periodos.

Anuncio

Seguir Leyendo
Anuncio
Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deportes

QUILMES BUSCA RECOMPONERSE FRENTE A TALLERES DE ESCALADA

Quilmes, con el objetivo de retomar la senda del triunfo y reponerse del golpe ante Temperley

Quilmes pule los detalles para el encuentro ante Talleres de Escalada, que se jugará el lunes a las 19.30 como visitante en Timote y Manuel Castro, en pos de retomar la escala en la Zona A de la Primera Nacional y reponerse del golpe ante Temperley. La buena nueva es que el volante Enzo Kalinski podría integrar el banco de suplentes.

El elenco de Darío Franco espera encaminar su periplo en la Zona A, luego de una derrota ante el Gasolero, que retrasó al Cervecero en su lucha por dar un salto en la tabla de posiciones.

Por ello, ahora espera dar el zarpazo en Escalada contra Talleres y Franco de a poco le da forma al once titular. Desde ya, podría tener a Kalinski en el banco, por lo que se espera que la joya santiagueña pueda tener minutos en algún momento del partido.

Kalinski integró el equipo suplente en la práctica de fútbol ante un combinado de juveniles, mientras que los titulares sólo tareas técnicas.

Anuncio

De esta manera, el santiagueño participó en el once de los alternativos con: Maximiliano Gagliardo; Federico Pérez, Federico Tévez, Leandro Allende y Ayrton Sánchez; Kalinski y Joaquín Postigo; Juan Ignacio Capano, Santiago Puzzo y Axel Batista; Lucas Alfonso.

Mientras tanto, efectuaron tareas técnicas y de resistencia Esteban Glellel, Damián Adín, Santiago Moya, Matías Ferreira, Ramiro Luna, Marcos Enrique, Iván Ramírez, Lautaro Parisi, Tomás González y Fabián Bordagaray. Seguidamente, trabajaron la tenencia de pelota, centros y definición.

Es tanto, sigue al caer el volante Matías Palavecino, quien no será tenido en cuenta en Belgrano de Córdoba y con quien estaban negociando hace diez días. El tema es que su pase es del club chileno Coquimbo Unido, al cual deberá volver y podría estar en consideración.

El deseo del jugador es quedarse en la Argentina y la propuesta de Quilmes aparentemente es la más convincente, sobre todo porque podría volver a ser dirigido por Darío Franco.

Anuncio
Seguir Leyendo

Florencio Varela

VIAJARON 400 KM PARA VER AL HERMANO PASCUAL Y NO LOS ATENDIÓ

Viajaron 400 kilometros hasta Florencio Varela para ver al Hermano Pascual, pero no los atendió

Florencio Varela es conocido por muchas cosas, pero pocos personajes capturaron la atención y devoción de tantas personas como el Hermano Pascual, el enigmático sanador que, según cuentan, obra milagros en la salud de quienes lo visitan.

Cada semana, cientos de personas acuden a su puerta con la esperanza de recibir su bendición. Sin embargo, la semana pasada, una familia que viajó casi 400 kilómetros hasta Florencio Varela se encontró con una gran desilusión.

La familia emprendió el viaje desde el interior de la provincia de Buenos Aires con la esperanza de que el Hermano Pascual pudiera ayudarlos.

Al llegar al portón del lugar donde el Hermano Pascual atiende a sus visitantes, se encontraron con una noticia devastadora: no había turnos disponibles. Los guardianes del portón, conocidos por su estricta adherencia a las reglas, no hicieron ninguna excepción. Y se tuvieron que volver con las manos vacías y el corazón desangrado.

Anuncio

La noticia de su situación se difundió rápidamente en las redes sociales, encendiendo un intenso debate. Por un lado, estaban aquellos que criticaban la rigidez del sistema. “Después de un viaje tan largo, podrían haber hecho una excepción”, escribió un usuario en Facebook. “Es inhumano no atender a alguien que viene de tan lejos con una necesidad tan grande”, añadió otro.

Voces a favor y en contra del Hermano Pascual

Sin embargo, no faltaron las voces que salieron en defensa del Hermano Pascual y sus procedimientos. “Las reglas están para todos. No se puede hacer excepciones porque entonces se perdería el orden”, argumentó un seguidor. “Nadie está obligado a ir, y todos sabemos que hay que sacar turno con anticipación”, puntualizó otro.

Este fenómeno no es nuevo. El Hermano Pascual, famoso por su don de sanación, es un personaje controvertido durante años. Para muchos, él es un faro de esperanza, un hombre con un don especial que puede curar lo incurable. Para otros, es un charlatán. Sin embargo, no se puede negar el poder de su influencia y el fervor que genera en sus seguidores.

Cada semana, personas de todo el país se acercan a Florencio Varela con historias similares, buscando una cura, un alivio o simplemente una palabra de consuelo. “Es un hombre muy ocupado y con un don especial, pero también tiene sus límites”, señaló Ana, una vecina del barrio que ve el flujo constante de visitantes a lo largo de los años.

Con la agenda del Hermano Pascual llena hasta julio, muchas familias se verán en la misma situación. La espera puede ser larga y dolorosa, pero para aquellos que creen, la esperanza nunca se desvanece. “Volveremos en julio. No nos rendimos. Sabemos que el Hermano Pascual puede ayudarnos”, aseguró la mujer de la familia que viene desde Balcarce.

Anuncio

Mientras tanto, el debate en las redes sociales continúa. Los defensores del Hermano Pascual argumentan que la estructura y las reglas son necesarias para mantener el orden y la efectividad de las sesiones. Sus críticos, sin embargo, sostienen que debería haber más flexibilidad y compasión para casos excepcionales.

Florencio Varela, con su mezcla de fervor religioso y misticismo, sigue siendo el epicentro de historias de fe y controversia. El Hermano Pascual, con su figura enigmática, continuará siendo un faro de esperanza para muchos y una fuente de debate para otros. Es cuestión de fe.

Anuncio
Seguir Leyendo

Esteban Echeverría

UN VECINO DE 83 AÑOS ES INTENSAMENTE BUSCADO POR SU FAMILIA

Ricerio Requelme tiene 83 años y fue visto por última vez el 12 de junio. 

Un vecino de Monte Grande, de 83 años, fue a buscar medicamentos al centro de la localidad y desde entonces su familia no lo volvió a ver. Las cámaras de seguridad de la zona captaron que se subió a un colectivo, pero su paradero sigue siendo desconocido. El hecho ocurrió el pasado 12 de junio.

Su nombre es Ricerio Requelme, un jubilado que vive con su hijo Marcelo, de 52 años, quien lo acompañó hasta la calle Alem antes de irse a trabajar. Esa fue la última vez que Marcelo vio a su padre, esperando que Ricerio regresara a casa esa noche.

El incidente ocurrió el miércoles 12 de junio al mediodía, cuando Ricerio visitó la Farmacia Rosa en la calle Alem para recoger sus medicamentos para la presión. Las cámaras de seguridad registraron que estuvo esperando el colectivo desde las 13:06 horas por aproximadamente 20 minutos.

Anuncio

Después, llegaron a su parada dos colectivos, uno de los cuales era el suyo, pero no se puede determinar cuál abordó Ricerio debido a la gran cantidad de personas y al ángulo desfavorable de la cámara.

Según informó Marcelo, el hombre llevaba puesto zapatillas de color bordo, pantalón oscuro, camisa blanca, una campera gris con detalles naranjas en la espalda y los hombros, y una gorra roja. Lamentablemente, Ricerio no lleva consigo un teléfono ya que no sabe cómo utilizarlo.

«Un muchacho de la VTV de Ruta 4 me dijo que lo vio el miércoles por la tarde y que le pidió un vaso de agua», comentó el hijo del jubilado. «Después, otra señora, creo que de la calle Carmona, lo vio el jueves caminando por la calle Guatambú. Unos vecinos de Malvinas Argentinas me dijeron que lo vieron el viernes y que hablaron con él. Y por último, el lunes, una señora me dijo que estaba caminando por la misma calle, por Guatambú. Esa fue la última vez que lo vieron, el viernes».

En el caso de ver a Ricerio, o a alguien similar a él, pueden avisar al teléfono de Marcelo (11 6358-3581).

Anuncio
Seguir Leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Trending